HUMILDE, FERVOROSA, PACIENTE Y CARITATIVA HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL ROCÍO "ROCIEROS DE CORAZÓN",

  Erigida y establecida canónicamente en la arquidiócesis de Mérida, Venezuela el cinco de diciembre de dos mil catorce.

LA HERMANDAD EL ROCÍO LA VIRGEN AGENDA CORAZÓN ROCIERO CONTACTO

ÍNDICE

2014 Número I / Junio Número II  / Agosto 2015 Número III /  Marzo Número IV  / Abril
Número V  / Junio Número VI  / Dic. 2016 Número VII /  Abril 2017   Número VIII / febrero    Número IX /
Número X / Número XI / Número XII /     Número XIII /
 
 

CORAZÓN ROCIERO NÚMERO 7


Año 3, número 7, 19 de Abril de 2016,  fiesta del Papa San León IX,
firma del acta de independencia en Venezuela

 
 

     Haciendo click (pinchando)  en la imagen miniatura que que usted aprecia arriba de estas líneas usted puede acceder a la imagen original de esa página de la hoja de la hermandad. Abajo de estas líneas usted conseguirá en formato web los mismos artículos y algunas de las fotos del archivo original de nuestra hoja de hermandad.

 
   Portada, Hoja 1

¡...PENTECOSTÉS, fe, fiesta, romería, devoción!

     Hay fuera del mundo rociero quienes critican la romería;  es algo que hemos escuchado sin querer en diversas localidades: Madrid, Sevilla y muchos otros puntos de España; críticas un poco duras y con cierta lógica si no se tiene la información adecuada.  Honestamente,  si la tuvieran, en vez de criticarla,  estamos seguros que correrían a la Romería de Pentecostés y entonces, allí si es verdad que no cabría un alma en la aldea. 

     Si bien la pascua o fiesta del tránsito, es un momento considerado “clave y crucial”  que termina con una espera ansiosa y quizás atormentada, también marca el momento de la celebración mas grande: La resurrección; el salvador, el hijo de Dios  vence a la muerte y marca el comienzo de una fiesta conocida antes como “la fiesta de las siete semanas” o “pentecostés” y ahora denominado “tiempo pascual”. Ya en el siglo segundo, la “Epistola Apostolorum” hacía referencia a esta fiesta. Ireneo, Tertuliano, Galia, Asia Menor, África, de variadas fuentes y puntos de origen diversos nos llega información a finales del siglo segundo y principios del tercero y todas apuntan a una celebración, una época de alegría y fiesta. 

Tertuliano es quizás quien mas se extiende en el tema llegando a afirmar que “pentecostés es como el domingo”, y que no solo es un día sino toda una época que comprende los cincuenta días (siete semanas) después de la pascua, en los que no se debe ayunar, ni rezar de rodillas, sino que se debe festejar y celebrar, “cero penitencias”.  Hay una imagen interesante en las antiguas escrituras en la que Cristo se nos presenta como esposo de la Iglesia (reutilizando la figura nupcial de la alianza con Israel), confiriéndole un clima de alegría y gozo profundo a este tiempo, lo que además se expresa simbólicamente a través de gestos rituales y de comportamientos comunitarios, como son el abandono del ayuno y la institución del reposo dominical. Pentecostés celebra pues la gloria de Cristo resucitado, sentado a la derecha del padre como Señor del universo, y presente al mismo tiempo entre los suyos, como salvador y restaurador de la historia, por la fuerza irresistible de su Espíritu. El italiano Raniero Cantalamesa (patólogo) nos dice que pentecostés es “una especie de caja de resonancia de la alegría pascual, y es al mismo tiempo, una imagen del reino de los cielos”.  Eusebio de Cesarea dijo en el año 332: “De este modo, terminado felizmente el tránsito, nos recibe otra fiesta aún mas larga que los hebreos llamaban pentecostés, la cual es la imagen del reino de los cielos (...). Por eso no se nos permite, durante este tiempo de fiesta, someternos a ninguna disciplina ascética, por el contrario, se nos enseña a ofrecer una imagen del deseado descanso de los cielos”.

     Después de una lectura llena de citas, solo restaría preguntar de nuevo a quienes critican “INADECUADAMENTE” la Romería, con todo respeto y un corazón lleno de misericordia:  ¿No es la Romería, la celebración de pentecostés mas ajustada a lo que nos relatan las escrituras?    ¿No es el ambiente festivo, el compartir de hermandades haciendo cada cual su camino y congregándose frente a la imagen de Nuestra Señora del Rocío, un episodio que recrea el ambiente jubiloso de la nueva alianza o si se quiere de la alegría por el matrimonio de Jesús y la Iglesia?  ¿No son los romeros rocieros unos cristianos respetuosos de la ley y la costumbre al mas puro y legendario uso de la tradición mas añeja de nuestra fe? Criticar es válido,  pero no solo eso, sino necesario; teniendo esta nueva perspectiva a mano sin haber profundizado en la historia, puede darnos la idea de tan grande equivocación. Apartando el corazón rociero que no le cabe en el pecho a cualquier romero, el amor a la Blanca Paloma y tantos afectos sumado a los pasajes vividos por las arenas, solo podemos concluir que El Rocío, la Romería, y los almonteños son la más pura manifestación del gozo post-pascual, y la más grande, conocida y quizás única congregación de cristianos reunidos en un mismo sitio celebrando  la fiesta de las siete semanas en torno a la madre de Dios ¿Hay algo mas grande en el mundo cristiano?

     Cada vez queremos y admiramos mas a la gente de Almonte,  sentimos la obligación de escribir estas cortas líneas para saludar, celebrar y dar a conocer con gallardía y nobleza a quienes les critican, la valentía y apego con que un pueblo mariano mantiene y defiende su fe: ALMONTE. Solo resta decir una cosita, quizás la mas importante:

¡QUE VIVA LA VIRGEN DEL ROCÍO!

 
 
Cuerpo interior, hojas 2 y 3

"ESTA PERLA NO TIENE EL ESTUCHE APROPIADO..."

     Comenzamos estas líneas las palabras del primer Obispo de Huelva Don Pedro Cantero al referirse a la Antigua Ermita. Para establecer un orden cronológico, solo sabemos que ya antes de la primera, construida en tiempos de Alfonso X (aprox. año 1250), había una choza o especie de casa donde se veneraba la imagen, eso nos dice la leyenda, después del terremoto de Lisboa (1760) hubo que reedificar la hecha por el rey. En 1943 sufrió una reforma notable que cubrió la fachada con azulejos, dándole un aspecto difícil de imaginar a quienes han conocido la nueva edificación. Partiendo de las palabras del Obispo y adaptándose o anticipando los nuevos tiempos, la Hermandad Matriz de Almonte decidió la construcción de un nuevo santuario, obviamente en el mismo lugar del anterior. Se convocó a un grupo de proyectos, decidiendo adoptar el de los arquitectos sevillanos Antonio Delgado Roig y Alberto Balbotin Orta.  El Obispo Cantero puso la primera piedra el 26 de enero de 1964 y el segundo Obispo de Huelva, Don José María García Lahiguera lo bendijo el 12 de abril de 1969, aunque quedaban pendientes la espadaña y la ornamentación interior. La espadaña (fachada frontal) se concluyó a finales de 1980 y se bendijo junto a las campanas el 2 de mayo de 1981. Cumpliéndose asi con la cuarta directriz de la memoria para el anteproyecto del Santuario del 7 de diciembre de 1962: “la perspectiva y el profundo sentido de estilo y espíritu de este Santuario darán la impresión de un Santuario típico de la historia y de esta devoción del pueblo andaluz a la madre de Dios; es decir, se aspira a que este santuario simbolice por su sencillez y blancura, a un Cortijo Espiritual de la Madre de Dios en la tierra de María Santísima”.

     La verdad, quienes hemos tenido el privilegio de visitarla, pues la mayoría de los hermanos de América ni siquiera conocen la aldea, no nos damos cuenta del gran contenido simbólico cristiano de su estructura y edificación. Primero que todo es una iglesia tradicional en forma de cruz (por dentro). “Planta basilical, de tres naves, con tribuna sobre las naves laterales; transepto y cúpula en su crucero, cabecera semicircular, camarín, sacristía y despachos”. Al llegar, la primera impresión es de grandeza, por su color blanco y la fachada coronada por una forma cóncava de concha, símbolo del bautismo, recuerdo de aquella parábola de San Agustín y el niño a la orilla de la playa, nos dice quizás “bienvenido” recordándonos el bautismo, la liberación del pecado original y nuestra fe; algo que no podemos tratar de entender, pero es nuestro; es parte de nuestra creencia. Por encima de esa forma cóncava de concha, podemos apreciar la espadaña, es un elemento nuevo, en las dos anteriores no existía, esta coronada por la cruz que diseñara Sebastian Conde en 1692 que fue copiada fielmente a la del barrio de Santa Cruz en Sevilla, y las campanas que dan una señal de bienvenida y aviso a los fieles con su peculiar sonido. Son cuatro, la primera lleva el nombre de San José y pesa 300 Kg, es la mas alta y esta justo debajo de la cruz, le siguen en el siguiente escaño tres, Lirio de la Marisma y Blanca Paloma 600 Kg, Virgen del Rocío 1200 Kg (la del centro y mas grande) y por ultimo el Salvador que pesa 500 Kg. Las campana del centro, la mayor de todas, fue encargada por la Hermandad Matriz las otras tres fueron donadas por Manuel Robles Ortega y Familia, todas hechas en la casa Rosas en Torredonjimeno (Jaen).

"ES UN SOL ENTRE NUBARRONES."

    En el punto intermedio, es decir debajo de las campanas y encima de la gran concha, se encuentran tres cuadros de cerámica hechos en azul cobalto por Cristóbal Rodríguez Fernández en Sevilla el año 1998 y donados por la hermandad de Valencia. En medio la Virgen del Rocío y a cada lado seis de los apóstoles, recreando Pentecostés. Hay detalles que no se aprecian fácilmente, por ejemplo en la esquina inferior contigua al retablo central hay dos libros, uno en cada cuadro (derecho e izquierdo), el primero (izquierda) dice: “homenaje de la hermandad de Valencia que ofrece su fundador”. El segundo (derecha): “Bellas son sus mejillas, con el rostrillo una doncella, vestida de sol la frente coronada por doce estrellas y como escabel la Luna. ¿Quien es aquella que se eleva en el desierto como una garita de humo? Y cuando la serpiente le muerda el talón Ella le quebrará la cabeza con el pie.” Para completar, un somero relato de los accesos a la ermita, tenemos la puerta que da a el real, es una recreación de la puerta llamada del sol y tiene en lo alto de la entrada un azulejo recuperado de la antigua ermita (el original esta en el museo de los tesoros) y en la puerta de acceso a la iglesia otro que reza: “REINA, PASTORA Y MADRE”, a cada lado de la puerta de metal unos azulejos, el de la izquierda en recuerdo de la coronación canónica y el de la derecha en recuerdo del camino europeo del Rocío. Por esta puerta entra el simpecado de las hermandades para el rosario del sábado por la noche en sus peregrinaciones anuales, seguidamente nos encontramos a la izquierda la capilla real y el acceso a la sacristía, además el pergamino que hace constar el vinculo espiritual de afinidad entre el santuario y la Iglesia de Santa María la Mayor mediante el cual quienes visiten el santuario ganan indulgencia plenaria; justo al frente la capilla donde descansa el nuevo paso procesional de la Virgen. Recordemos que este nuevo paso fue acondicionado después del incidente de 2011 y tiene solos seis varales, a diferencia de los ocho que llegó a tener el paso antiguo hecho por Juan Astorga.

 

     Si avanzamos en nuestro recorrido, nos conseguimos con la hermosa perspectiva del presbiterio; a priori no nos permite ver la imagen de Nuestra Señora Rocío, esta se nos desvela poco a poco hermosa, imponente, amorosa, cálida y “curiosamente” mirándonos, porque a diferencia de otras imágenes, la Virgen del Rocío mira a sus hijos. El camarín esta rodeado de numerosos detalles que lo engalanan y nos relatan la historia de María, sosteniendo a su hijo El Divino Pastorcito como figura central.  Seguidamente la capilla del patronazgo, llamada así por haber sido dedicada a este episodio tan importante del pueblo de Almonte cuando nombro a la Virgen del Rocío su patrona en 1653, esta presidida por un hermoso cuadro alegórico. Inmediatamente encontramos la capilla del Santísimo que es muy nueva, fue bendecida por el Obispo de Huelva el 5 de Junio de 2011 y posee componentes recuperados del antiguo retablo de la Virgen como las columnas, el camarín, el episodio o llamado colegio apostólico que se recrea con los mismos elementos en el nuevo retablo. San Antonio y San Juan Nepomuceno, los ángeles y una hermosa custodia de plata, a prori, no todo el mundo se percata de la importancia de esta capilla, pero además muy pocos notan los elementos del antiguo camarín y retablo de la Virgen con que fue construido.  Justo al frente se encuentra una cerámica conmemorativa a la visita de San Juan Pablo II, siguiendo el borde, la capilla penitencial con los confesionarios, el cuadro en recuerdo a la visita del papa rociero,  la puerta que da acceso a la marisma y los despachos de recuerdos (tiendas de regalos).  Hasta el 2011 aquí se encontraba por la parte de afuera la capilla votiva de las velas, pero se construyó la nueva en el exterior para dar espacio a la gran cantidad de velas, peregrinos y maximizar la seguridad. Desde el museo, al terminar el video informativo, un sistema automatizado prende las luces, abre la ventana que muestra la marisma y nos da una perspectiva maravillosa de esta capilla votiva.  Siguiendo el recorrido a pie, nos conseguimos con la puerta principal, y encima de esta el coro, antes adornado por un hermoso vitral que fue tapado al terminar la espadaña.  Puede apreciarse una figura de Jesús crucificado y los estandartes de la hermandad matriz al centro y a su lado el de Almonte (Ayuntamiento) y la parroquia de la Asunción (de Almonte). 

  El precioso retablo que acompaña a la madre de los rocieros y adorna el altar mayor, es una obra de arte, realizada en tres partes aprovechando los traslados de la Virgen. El basamento y el mármol fueron colocados en 1991, el cuerpo central fue inaugurado el 28 de mayo de 1999 y el ultimo tramo fue terminado en 2006, para ser inaugurado finalmente el 29 de Junio,  fiesta de San Pedro y San Pablo.  Es tal su hermosura que merece varias visitas para su conocimiento pleno. Empieza con la santísima trinidad, que deja caer siete rayos (dones cristianos), los ángeles mancebos que tocan los instrumentos típicos,  San Pedro, San Pablo, Juan el Bautista, San José, los doctores de la iglesia, episodios de la vida de Jesús como la visita de María a su prima Santa Isabel, el bautismo, la anunciación  y el nacimiento en Belén.  piñas, manzanas, higueras, el lirio de la marisma y  rosas tempranas engalanan los pilares; el anagrama de María, ángeles custodios que cuidan de la Madre de los Almonteños.   En  próximo numero hablaremos detalladamente del retablo y todo su contenido simbólico.   La hermandad ha preparado una conferencia/tertulia sobre el tema que esta disponible a todo el que quiera verla. Escribanos a hermandad@soyrociero.com para coordinar una fecha.

 

 

 
 

Contra portada, Hoja 4


TACON ROCIERO

     Ha pasado mucho tiempo, pero el primer trimestre del año es muy movido para los rocieros.  El catorce de enero, como es tradición, acompañamos a la Divina Pastora en su 160 visita a la ciudad de Barquisimeto.  De nuevo muchas gracias padre Chavez y gente de Santa Rosa por permitirnos estar a su lado. Nos topamos con una maravillosa sorpresa, el año 2014 le regalamos una mantilla a la excelsa patrona de Santa Rosa, nunca se la vimos puesta, pero para su traslado numero 160 la lució y nos llenó de emoción.  La misa en la catedral maravillosa y pudimos colarnos después de la comunión para cantarle muy bajito una salve antes de irnos con nuestras hermanas Manuela y Liliana que además son pastoreñas y marianas de excepción.  Que maravilloso día ese catorce de enero. Al regresar pudimos finalmente coincidir con una mariana excepcional, esposa un cristiano muy querido y “palmero de semana santa en Chacao”, hace mucho le pedimos que fuera nuestra hermana mayor honoraria pero este catorce de enero finalmente le entregamos su medalla, la de su esposo y la de su suegra que además es hermana de Triana…  

     Ahora Lilian Tintori de López es nuestra hermana mayor honoraria y luce la medalla del traslado jubilar con el cordón dorado y la medalla de la hermandad de rocieros de corazón con el cordón tradicional junto a la medalla de los pastoreños de Lara. El día siguiente nos fuimos a Barisi, el padre Jesús nos invitó a su misa de sanación, al terminar le cantamos una salve a la Virgen frente al simpecado; inmensamente agradecidos con el padre “Chulalo” y su parroquia de gente amable y afectuosa. De regreso, San Cristóbal, como siempre nuestra casa de hermandad, el hotel Valle de Santiago. Rosarios, Misa al aire libre con el padre Renato. Tristemente personas un poco diferentes nos impidieron acompañar a la Virgen en su paseo por el ruedo de la plaza. Sin embargo el domingo 31, en el intermedio el capellán, el padre Nerio y su hermano el presidente de la comisión nos permitieron cantar una salve en medio del ruedo, esparcir la arena que trajimos del rocío y llevarnos un puñito para los tesoros de la Virgen en Almonte, en recuerdo de las plazas que han pisado nuestra imagen y simpecado. Rezamos por esos hermanos con criterios diferentes, porque “para ser buen rociero primero hay que ser cristiano”.  En Mérida, la misa de bendición de Feria se hizo el 18 de diciembre, pero la de la plaza fue suspendida por la comisión taurina; mutis por sus miembros.  Este año nos toco despejar plaza jueves, sábado, domingo, lunes y martes, el domingo le hicimos un pequeño homenaje a la Virgen. Nos acompañaron rocieros muy queridos llegados de otras latitudes, agradecemos a nuestros hermanos que nos visitaron y acompañaron, especialmente a Beatriz López de Medina (Aragua) y Mariela Ehcenagucia (La Cruz de Hierro).

 

      El día 21 de febrero fuimos invitados por la parroquia de San Rafael de Mucuchíes a la primera misa  rociera del año en nuestra diócesis, fue la primera vez que la Virgen visitaba el páramo, el sábado por la noche hubo una tertulia con los catequistas y el grupo joven.   Llegó marzo y la feria de San José.  Algunos “artilugios” complicaron la fiesta,  pero finalmente la Virgen despejó ruedo el sábado y el domingo. El jueves y viernes fuimos recibidos en el hogar hispano de Maracay, con tertulia y rosario, flamenco y cantes por sevillanas  Ole por el HHM.  Agradecimiento especial al hotel Eurobuilding Express Maracay que nos invitó a realizar nuestras actividades rosarios y ponencias en el salón rociero, además organizó la primera tertulia taurina de San José; ya esta en youtube. Estamos orgullosos porque pudimos sentar en un mismo podium a Bienvenida y Girón.   El sábado por la mañana nuestra querida hermana Ana Virginia Estanga Cadenas organizó “solita” una misa rociera que nos impactó, con flamencas, cantos, sevillanas y una salve cantada maravillosamente con un coro de castañuelas, hasta nuestro hermano camarlengo se animó a tocar el cajón. Así celebramos San José.

       El domingo por ser domingo de ramos, no hicimos nuestra tradicional misa, pero nos fuimos a la capilla de “base Aragua” donde fuimos gentilmente recibidos ¡Gracias hermanos!  En la tarde del domingo, nuestro hermano Vladimir Vega esparció arena del la aldea en el ruedo y recogió un puñito que llevaremos en nuestra próxima peregrinación.  El miércoles santo nos fuimos a “El Rocío” la finca del amigo César Villanueva para acompañar al nazarenos en su tradicional misa campestre en Bejuma. Ole, gracias hermano.  El 10 de Abril, nuestra querida hermana Vicky Lapenta organizó una misa rociera en el hogar San José de Valencia, cantaron bailaron y celebraron con los abuelitos y las hermanitas de los pobres de Maiquetía, Ole Vicky.   Llega pentecostés haremos rosarios cada sábado de mayo y nuestra misa en la parroquia universitaria el domingo 15 a las 11:00 AM.

     

 

¡QUE VIVA LA VIRGEN DEL ROCÍO…!

 
 

QUE VIVA LA VIRGEN DEL ROCÍO, PATRONA DE ALMONTE, DESDE 1653, REINA DE LA MARISMA, Y DE LOS ÁNGELES  MADRE DE DIOS Y DE TODOS LOS ROCIEROS DEL MUNDO.

SoyRociero.com, es la página web y contacto virtual de la humilde, fervorosa, paciente y caritativa hermandad de nuestra Señora del Rocío ROCIEROS DE CORAZÓN,

hermandad@soyrociero.com,  P.O.BOX 30, La Parroquia, Mérida 5115, Venezuela o contáctenos a través de nuestra sede social o casas de hermandad regionales.