HUMILDE, FERVOROSA, PACIENTE Y CARITATIVA HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL ROCÍO "ROCIEROS DE CORAZÓN".

  Erigida y establecida canónicamente en la arquidiócesis de Mérida, Venezuela el cinco de diciembre de dos mil catorce.

 

 ¿CUÁL ES LA MISIÓN DE UNA HERMANDAD ROCIERA?

 

     Al ser nuestra humilde, fervorosa, paciente y caritativa hermandad una hermandad de gloria, por definición del derecho, nuestra misión o función básica es la veneración o culto a la Virgen, en nuestro caso, la Reina de los Ángeles, la Marisma y Patrona de Almonte: la Virgen del Rocío.

 
 
   El derecho canónico en su canon 900 nos dice:

     Como todos los fieles, los laicos están encargados por Dios del apostolado en virtud del Bautismo y de la Confirmación y por eso tienen la obligación y gozan del derecho, individualmente o agrupados en asociaciones, de trabajar para que el mensaje divino de salvación sea conocido y recibido por todos los hombres y en toda la tierra; esta obligación es tanto más apremiante cuando sólo por medio de ellos los demás hombres pueden oír el Evangelio y conocer a Cristo.

      En las comunidades eclesiales, su acción es tan necesaria que, sin ella, el apostolado de los pastores no puede obtener en la mayoría de las veces su plena eficacia (cf. LG 33). Partiendo de esa premisa y de una tradición familiar que ha trascendido de generación en generación, nuestra hermandad como todas las otras hermandades simplemente pretende avanzar y llevar adelante la misión salvadora y evangelizadora encomendada por Jesús.   A través del culto y la veneración de Nuestra Señora del Rocío, orando y organizando eventos de culto y beneficencia, nuestra agrupación pretende llevar a cabo estos mandatos divinos.

 
 

     Rocieros de corazón procura participar, colaborar y propiciar toda aquella actividad que permita el crecimiento espiritual, el compartir vivencias y mensajes de fe con los hermanos rocieros y marianos y el cultivo de las virtudes cardinales o cristianas, incluidas en nuestro sello y lema. Por razones de distancia, y acceso a los medios financieros, la mayoría de nuestros hermanos no tienen la oportunidad de visitar la aldea de El Rocío, pero desde sus sedes naturales, a través de la hermandad, procuramos y pretendemos replicar, seguir, imitar y mantener las costumbres de culto cristiano propias de nuestra religión, muy especialmente las llamadas rocieras, que son las mismas pero con la particularidad de la iglesia regional de Almonte, en culto a su patrona.

 
 

     Nuestra esencia es la divulgación y propagación, cultivo y enseñanza de la fe cristiana y sus virtudes a través de un medio muy especial que es la fe rociera. Estamos lejos de la Ermita, Almonte, El Rocío y su gente, pero es tan grande su devoción, tan maravilloso su amor por la made de Dios que embarga de ánimo y emoción  a  los rocieros de este lado del mundo, desde tan lejos enamorados de la Virgen, sus fiestas, cultos y las costumbres de los Almonteños. Además, tenemos como premisa básica el cultivo de las virtudes cardinales cristianas, que  están incluidas en nuestro sello: fervor, humildad, paciencia y caridad.

 

Que viva la Virgen del Rocío, patrona de la  villa de Almonte desde  el 29 de junio de 1653, Madre de Dios, Reina de la Marisma, de los ángeles y de todos los rocieros y romeros.

Soyrociero.com, es la página web y contacto virtual de la humilde, fervorosa, paciente y caritativa hermandad de nuestra Señora del Rocío ROCIEROS DE CORAZÓN,

hermandad@soyrociero.com,  P.O.BOX 30, La Parroquia, Mérida 5115, Venezuela o contáctenos a través de nuestra sede social o casas de hermandad regionales.